X

Bodega

La bodega Kaikén fue construida en 1920 por Italo Calise. En esos primeros años, además de vino se producía aceite de oliva, destilados y ácido tartárico.

Hoy, la bodega tiene capacidad para dar vida a 7 millones de litros que se distribuyen en piletas de entre 12.000 y 30.000 litros para fermentación, ideales para pequeñas partidas de altísima calidad. Y también en piletas de 100.000 litros para guarda.

El espíritu creador de Kaikén se refleja en toda la bodega, que responde a los más altos estándares de calidad exigidos por la enología contemporánea, con 1.500 barricas para la crianza, estanques de concreto que permiten un mejor aprovechamiento de la energía y mediante la introducción de visionarias prácticas biodinámicas.